Así ha sido el webinar

Así ha sido el webinar "Educación en Iberoamérica: aprendizajes de una pandemia"."

OEI . 2020/05/19
Tamaño del texto + -

Con la participación de expertos de diferentes ámbitos del sector de la educación, la Organización de Estados Iberoamericanos para la Educación, la Ciencia y la Cultura (OEI), ha llevado a cabo este jueves, 7 de mayo, el webinar Educación en Iberoamérica: aprendizajes de una pandemia, el segundo de una serie de sesiones virtuales durante esta pandemia, después del celebrado el pasado 20 de abril sobre virtualización de la Educación Superior en Iberoamérica y República Dominicana, que buscan generar espacios de análisis y reflexión sobre los efectos de la crisis del coronavirus en aspectos tan importantes para la región como la educación.

El encuentro fue moderado por Tamara Díaz Fouz, Coordinadora de Educación de la OEI, quien inició la jornada resaltando que nunca antes se ha hablado tanto de educación como hoy. Durante su intervención, hizo hincapié en la necesidad de generar escenarios de este tipo para construir propuestas colaborativas entre instituciones, y de este modo, poner de manifiesto medidas consensuadas para proteger a los alumnos más vulnerables y garantizar continuidad de los contenidos académicos para los estudiantes de la región.

Por su parte, Elena Arias, Especialista Senior en Educación del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), realizó un balance sobre la situación de Iberoamérica con respecto a su capacidad para afrontar lo que llamó la “enseñanza remota de emergencia”. Dentro de los datos destacados, resaltó que solamente 1 de cada 3 estudiantes de secundaria de hogares vulnerables tiene acceso a un dispositivo tecnológico y apenas 1 de cada 5 tiene acceso a conectividad. Asimismo, recalcó el papel fundamental de las familias como actores importantes en el proceso de adaptación.

Continuó la sesión Marcelo Pérez, Especialista líder del BID, quien recalcó que el desafío real será al salir de la emergencia. El experto destacó cuatro aspectos a los cuales se les deberá prestar especial atención una vez superada la crisis para garantizar la continuidad educativa. En primer lugar, el funcionamiento de la escuela: volver a las aulas deberá hacerse logrando el distanciamiento social necesario, lo cual supondrá un 30% menos de estudiantes por aula, es decir, menos presencialidad y mayor conectividad. En segundo lugar, el papel del docente como elemento primordial para resignificar la enseñanza virtual y la capacidad de formar docentes en nuevas tecnologías. El tercer elemento destacado es la evaluación: ¿cómo deberán ser las nuevas formas de evaluar en ambientes virtuales? Para el experto, la clave está en lograr que la evaluación sea entendida como una brújula que oriente los procesos de recuperación, nivelación y priorización curricular en un contexto digital. Por último, la capacidad de crear plataformas interesantes como clave para la innovación y la transformación de la enseñanza.

Renato Opertti, Director de la Escuela de Posgrados de la Universidad Católica del Uruguay, reflexionó sobre el cambio de paradigma que se requiere para las nuevas generaciones de estudiantes, destacando el concepto de educación glocal, el cual propone que, ante un sistema educativo inmerso en un contexto planetario, la formación deba estar enfocada en promover aspectos como el bienestar, la justicia y la convivencia. También destacó el rol del docente, y su capacidad de resiliencia, comunicación y apoyo mutuo con otros docentes y las familias. “Podemos utilizar la empatía actual que sienten las familias hacia los docentes para transformar la educación”, expresó Opertti durante su intervención.

Por otra parte, Consuelo Velaz, Directora General en el Ministerio de Educación y Formación Profesional de España, advirtió que si bien la escuela es difícilmente sustituible, la situación actual nos plantea una oportunidad para repensar el sistema. “El riesgo sería no repensar la educación”, puntualizó. Igualmente, hizo un llamado para reflexionar sobre lo que llama “la pobreza del aprendizaje”, indicando que, aun en ambientes virtuales, se ha evidenciado la persistencia de alumnos desconectados con su proceso. "La educación a distancia tiene el gran desafío de transferir al que aprende una enorme responsabilidad en su proceso de aprendizaje”. Concluyó Velaz.

Carlos Magro, Presidente de la Asociación Educación Abierta, continuó la sesión indicando que ha llegado el momento de tomar decisiones sobre lo relevante e irrelevante, “lo que queremos que se aprenda o no en la escuela”. Para Magro, las comunidades educativas en Iberoamérica han reaccionado con sus propios medios para solucionar el derecho a la educación, sin embargo, se necesitará más que nunca colaboración entre agentes y políticas sociales para garantizar la inclusión y la equidad.  

El encuentro concluyó con la intervención de Mariano Jabonero, Secretario General de la OEI, quien advirtió que esta sin duda será la peor crisis para la región desde 1930; no obstante, resaltó la capacidad de reacción de los docentes, las escuelas, los ministerios y las organizaciones internacionales como un ejemplo de la acción positiva de la comunidad iberoamericana. “Cuando hay crisis volvemos a las instituciones. Volvemos al Estado, a la escuela y organismos internacionales, porque de los problemas no se sale solo, se sale compartiendo” señaló Jabonero.