Así fue el webinar «La Educación al tablero: retos de la docencia en el actual contexto de crisis»

Así fue el webinar «La Educación al tablero: retos de la docencia en el actual contexto de crisis»

OEI . 19/05/2020
Tamaño del texto + -

Expertos del campo de la educación de diferentes países iberoamericanos participaron el 13 de mayo en el webinar La Educación al tablero: retos de la docencia en el actual contexto de crisis, realizado por el programa de educación digital de Fundación Telefónica y Fundación “la Caixa”, ProFuturo, y la Organización de Estados Iberoamericanos (OEI), el cual tenía por finalidad analizar los desafíos a los que se enfrenta el sector de la enseñanza frente a la crisis del coronavirus. La moderación estuvo a cargo de Rocío Moreno, responsable de Educación de ProFuturo.

El encuentro inició con la bienvenida del secretario general de la OEI, Mariano Jabonero, quien advirtió que ya son aproximadamente 180 millones de estudiantes iberoamericanos que se han visto afectados por el cierre de las escuelas y que tendrán de ahora en adelante una página nueva en sus libros de historia. Seguidamente la directora general de ProFuturo, Magdalena Brier, reflexionó sobre los nuevos roles que la docencia está llamada a asumir ante el 70% de la población estudiantil mundial confinada, exhortando a los docentes a ser agentes de cambio ante esta excepcional situación.

 

 

Claudia Limón, presidenta ejecutiva y fundadora de CONCIUS, comenzó su intervención asegurando que indudablemente hay un antes y un después en la educación debido a la crisis, apuntando a tres ideas fundamentales que calificó como enseñanzas positivas de la misma. En primer lugar, apeló a la capacidad de adaptación de los docentes para solucionar problemas emergentes: “una crisis siempre da la oportunidad de cambiar e innovar”. En segundo lugar, indicó la urgencia de modificar los currículums académicos centrando el foco de la docencia en las competencias y no en los contenidos. “Esta crisis ha dado más resultados que cualquier reforma educativa”, señaló. Por último, apuntó que la tecnología no promueve las habilidades en los alumnos, sino la práctica pedagógica del docente: “la idea no es enseñar qué pensar, sino cómo pensar” concluyó. 

Por su parte, Milada Tonarelli, directora de innovación y producto de ProFuturo, señaló los avances de la realización de un Marco Global de la Competencia Educativa, que se lleva a cabo desde su institución, y que busca contribuir a las competencias docentes en entornos virtuales. El marco distingue tres identidades del educador: una identidad ciudadana, en la cual su rol trasciende más allá del profesional, otra identidad docente capaz de crear experiencias que generen aprendizajes y no clases, y finalmente, otra identidad conectora que aprende y se apoya con la experiencia de otros docentes. “Estamos viendo el nacimiento de una nueva educación, y que un educador es también un aprendiz permanente y que tiene el rol de diseñador de experiencias y de evaluador”, afirmó Tonarelli.  

Continuó Mariano Fernández Enguita, director del Instituto Nacional de Administración Pública, quien señaló que hoy no existen estudiantes desescolarizados sino desenaulados que se encontraban ante una transición digital en marcha, pero que se ha visto retenida por resistencias internas en sus países y por un sector profesional no preparado. Además, hizo énfasis en la necesidad de entender la vuelta a las aulas desde una perspectiva trimodal que combine la metodología clásica presencial, la nueva realidad de enseñanza virtual y una mezcla de ambas. Esto garantizaría la vuelta a las aulas de todos los estudiantes que no puedan seguir confinados en casa, guardando las medidas de seguridad necesarias: “El alumnado va a volver, pero sobre todo para aquellos en los que hay una función no solo de instrucción, sino de custodia y cuidado. Vamos a tener que combinar presencialidad y enseñanza virtual” comentó. 

Por último, Manuel Fernández Navas, docente de la Universidad de Málaga, reflexionó sobre los retos de la evaluación virtual, advirtiendo que ninguno de los problemas de la pandemia son nuevos, sino que ya estaban allí. El experto afirmó que para poder evaluar de la mejor manera en medio de esta crisis el diseño didáctico de los docentes debe procurar ser de la mejor calidad posible. “Como docentes debemos repensar qué canales de comunicación abrimos con nuestro alumnado y sus familias y preguntarnos si lo que estamos haciendo tiene sentido para nuestros alumnos" concluyó.

Alrededor de 700 personas siguieron en directo este webinar desde distintos países iberoamericanos.